5 pasos para prepararse para una entrevista de trabajo

¡Las entrevistas de trabajo son emocionantes! Una invitación para una entrevista significa que los materiales de su solicitud eran lo suficientemente sólidos como para poner un pie en la puerta y aterrizar en la codiciada reunión con el gerente de contratación. Estás un paso más cerca de conseguir el trabajo que deseas desesperadamente.

Pero, por otro lado, las entrevistas también son increíblemente estresantes. Tiene una cantidad de tiempo limitada para causar una buena impresión y demostrar que es el candidato perfecto para un trabajo. No hace falta decir que poner tanta presión en una reunión breve es definitivamente suficiente para hacer que tu respiración sea superficial y tu pulso se acelere.

Como con todo, la preparación adecuada es clave no solo para calmar los nervios, sino también para asegurarse de sacar la entrevista del parque. Sin embargo, poner a tus patos en fila para una entrevista puede resultar abrumador y abrumador. Con tanto terreno por recorrer en poco tiempo, ¿por dónde debería empezar?



Siga estos cinco pasos para prepararse para su próxima entrevista de trabajo, y estará seguro de prepararse para el éxito, ¡y tal vez incluso un nuevo trabajo!

1. Revise la descripción del trabajo.

Probablemente tomó una lupa para la descripción del trabajo al redactar su carta de presentación y adaptar su currículum. Pero querrá echarle otro vistazo antes de entrar en la entrevista.

Así que imprímelo y coge un iluminador. Identifique las habilidades clave que busca el empleador y las responsabilidades que conlleva el puesto. Esfuércese por determinar qué funciones constituyen la mayor parte del puesto. De esa manera, sabrá los puntos exactos que deben enfatizarse a lo largo de su entrevista.

No solo desea estar informado sobre lo que busca la empresa, sino también sobre cómo cumple exactamente esos requisitos.

Mientras hace esto, también es una gran idea enumerar sus propias fortalezas y qué es exactamente lo que aporta. Recuerde, la entrevista es su oportunidad de venderse. Por lo tanto, no solo desea estar informado sobre lo que está buscando la empresa, sino también sobre cómo cumple exactamente esos requisitos. Conocimiento las calificaciones son una cosa. Pero también debe poder demostrar adecuadamente que poseer ellos.

2. Investigue la empresa y el entrevistador.

Es un consejo de entrevista que ha escuchado una y otra vez: es absolutamente necesario investigar una empresa antes de cruzar las puertas de su oficina. ¡Y es verdad! Para causar una buena impresión, debe estar bien informado sobre la organización.

cómo tomar fotografías de ti mismo como un modelo

Revise su sitio web y sus cuentas de redes sociales para familiarizarse con la misión general de su empresa. Más allá de eso, asegúrese de tener un buen control sobre lo que hace exactamente la empresa y por qué lo hace. Investigue para averiguar todo lo que pueda sobre la cultura de su empresa y busque en Internet anuncios o acontecimientos recientes de la organización, como expansiones o lanzamientos de nuevos productos. Estos serán excelentes temas para iniciar una conversación para demostrar que está informado y comprometido con el bienestar de la empresa.

Por último, si puede, averigüe con quién se entrevistará y no dude en averiguar también algunos datos sobre esa persona. ¿Cuál es su función dentro de la empresa? ¿Trabajaría directamente con esa persona? Aún más, ¿hay algo personal con lo que pueda conectarse, como un alma mater común o el hecho de que ambos sean corredores? Saber algunas cosas sobre su entrevistador ayudará por varias razones. Primero, calmará tus nervios recordándote que él o ella es solo un humano. En segundo lugar, ese dato personal lo hará mucho más memorable para el gerente de contratación. ¡Comenzar con una pequeña charla puede ayudar a aliviar los miedos!

3. Ensaye sus respuestas.

Lo sé, la palabra 'ensayar' probablemente sea suficiente para inspirar visiones de estar parado frente al espejo de su baño mientras trata de pulir su perfecta sonrisa profesional, pero amigable. Pero practicar para la entrevista no tiene por qué ser algo tan complicado o complicado.

Para comenzar, piense detenidamente en sus respuestas a preguntas comunes de entrevistas como:

  • ¿Cuáles son sus mayores fortalezas?
  • ¿Cuál es tu mayor debilidad?
  • ¿Porqué quieres este trabajo?
  • ¿Por qué deberíamos contratarlo para este puesto?

Analizar sus respuestas con anticipación lo ayudará a responder con respuestas equilibradas, pulidas y, lo que es más importante, responder realmente a la pregunta.

También querrá tener algunas anécdotas a mano para abordar esas molestas preguntas de la entrevista conductual. Ya conoces el tipo: las preguntas que comienzan con 'Háblame de un momento en el que ...'. Aquí hay algunos ejemplos que quizás quieras tener listos para llevar en tu bolsillo trasero:

  • Un momento en el que resolviste un problema.
  • Un momento en el que superaste un desafío.
  • Una época en la que trabajabas en equipo.
  • Un momento en el que desempeñaste un papel de liderazgo.

Necesitar contar una historia espontánea en una entrevista es suficiente para hacer que el estómago se te suba a la garganta. Por lo tanto, trabajar con unos pocos antes de tiempo es siempre una buena idea.

4. Piense en sus preguntas.

Ensayar sus respuestas a las preguntas del entrevistador es definitivamente importante. Pero también debe tener preparadas algunas de sus propias preguntas. No hay nada peor que oír chirriar a los grillos cuando el gerente de contratación pregunta: 'Entonces, ¿qué preguntas tienes para mí?' al final de su entrevista.

Coge un bloc de notas y piensa en algunos preguntas para hacer en su entrevista . Incluso si no tiene preguntas candentes a las que esté desesperado por obtener respuestas, piense en al menos dos que pueda utilizar para demostrar su interés y compromiso en el puesto y el proceso de contratación. Algo simple como, '¿Cómo es un día típico en este puesto?' o '¿Cómo describiría la cultura de esta empresa?' siempre será suficiente.

5. Respire profundamente. (¡Lo tienes!)

Haga lo que tenga que hacer para asegurarse de que la mañana de su entrevista sea lo más fácil y sin estrés posible.

Ahora que toda esa preparación está hecha, es hora de ponerse en el espacio mental correcto para sacar esa entrevista del parque. La noche anterior, asegúrese de empacar su bolsa de trabajo, seleccionar su atuendo y asegurarse de que esté limpio, planchado y cómodo (no querrá estar inquieto durante la entrevista). Además, confirme la ubicación de la reunión, cómo llegar allí y establezca cualquier otra cosa que necesite a la mañana siguiente, como sus llaves.

libros para leer para superar una ruptura

Haga lo que necesite con anticipación para asegurarse de que su mañana sea lo más fácil y sin estrés posible. De esa manera, puede aparecer sintiéndose confiado y armado, en lugar de agotado.

Las entrevistas de trabajo pueden ser una mezcla uniforme de emoción y ansiedad. Pero si está adecuadamente preparado, puede cortar algo de ese estrés de raíz y aprovechar al máximo la experiencia. Siga estos cinco pasos y ¡seguro que tendrá éxito en su próxima entrevista!

¿Qué es lo que siempre hace para prepararse para una próxima entrevista de trabajo?